terapia intensiva

Hoy pensé que la enfermedad es un lugar plano, donde los autos frenan en doble fila. Hay computadoras, cables y máquinas raras que no sé para qué funcionan. Todo tiene sonido, hay un sonido parecido para cada cosa. Intermitente y agudo. Y luces de todos los colores, un jardín falso con piedritas, macetas y una escultura creo que en metal. En el umbral del dolor, papá dice cinco, cinco es bastante, diez es insoportable. Ponerle una cifra al dolor ayuda a tener fe... siempre hay más o menos dolor, puede también no haber. Aunque no sé cómo se mide, no entiendo si es por intuición o por experiencia. La experiencia de todos los dolores juntos. O una voz que te dice: acá es toy, bastan te bien, todo está limpio y ordenado, pensamientos quietos!!

Comentarios

Entradas populares