Furia y detalle

¿Yo también debería sonreír?
Está oscuro y el flash
es incandescente.
Abrazo a mis amigos.
Tomo un trago de nombre raro
que un extraño me acerca.
Quiero estar más alegre.
¿La alegría es un estado
o una estrategia?
Quiero estar alegre la mayor cantidad
de tiempo
y que mi sonrisa sea como la luz de neón
de esa vidriera cerrada.
En las lecturas de poesía
siempre siento algo que no sé qué es.
Prendo un cigarrillo
y alguien me pregunta:
¿Vos fumás?
No.
Es la emoción que el arte
imprime sobre mí.
Preferiría subirme en un auto a toda
velocidad
y gritar en el descampado.
Como en esa película donde la chica
cree ver una nave cerca de las estrellas.
¿Esa nave es real?
¿Eso de allá es en verdad una nave?
dice su voz en off.
Y todo es maravilloso
hasta que aparecen los extraterrestres
y la pregunta por lo real
pierde su peso
al lado de la cantidad de cosas
que tiene que hacer para no ser abducida.
Ahora los extraterrestres
se llevan a sus seres queridos
y ella se siente rara y compleja.
Salgo al patio y miro el cielo.
Un relámpago aparece.
No hay efectos especiales.
Solo sentimientos y palabras.
Me pregunto:
¿esto es una señal?
¿El arte por fin avanzará sobre nosotros?



Comentarios

Entradas populares