Un poema


Estoy viendo cómo la pintura de la pared

se resquebraja

y hace escombro.
Ayer pensé en escribir un poema
y pensé en que ese poema estuviera dirigido
a alguien
y pensé que ese alguien
era especial.
Me siento tonta cuando algo cerca de mí
se destruye.
En el último texto que escribí
dije que no me importaba
cualquier cosa mala que me pueda pasar
mientras siga escribiendo.
Hasta que algo malo realmente pasó.
Se apagó el calor con el que me
envolvías.
Creo que esa frase la robé de un poema
de Fernanda Laguna.
Un poema que dice:
me atacó por la espalda nuevamente la tristeza.
Y que cuando lo leí dije en voz alta
a mi también.



Comentarios

Entradas populares